Blogia
Identidad y Tradición

SESENTA Y SIETE AÑOS CON ADRIANO ROMUALDI

SESENTA Y SIETE AÑOS CON ADRIANO ROMUALDI

 

Por Enrique Monsonís

 

Este proximo mes de agosto se cumplen treinta y siete años de la desaparición del joven profesor, escritor y ensayista italiano Adriano Romualdi. El año de su nacimiento se producía la invasión de la mayor parte del territorio de su Italia natal por las tropas norteamericanas con la consecuente caída del régimen fascista, en el poder desde 1922, mientras que los fieles al mismo creaban en los territorios del norte la República Social Italiana a las órdenes de Benito Mussolini. Precisamente el padre de Adriano, de nombre Pino Romualdi, fue uno de los italianos que participaron en la experiencia social-fascista de la RSI, para posteriormente, tras la derrota de 1945 pasar a crear diferentes organizaciones que continuaran desde las estructuras participativas del nuevo sistema impuesto por los Aliados, o fuera de ellas, la militancia en el ideal social y revolucionario surgido en el seno del fascismo. En concreto, Pino Romualdi, fue vicesecretario del partido neofascista parlamentario Movimiento Social Italiano (MSI) y director del diario próximo al mismo, Il Secolo d’Italia. Siguiendo el ejemplo paterno, aunque con ideas propias, Adriano Romualdi demostró desde temprana edad llevar en la sangre las letras y el periodismo de combate, despuntando en su época de estudiante en las organizaciones estudiantiles del área misina, en concreto en el FUAN, sección universitaria del MSI, destacando recién entrado en sus veinte años de vida con un magnífico escrito sobre Platón o mediante su colaboración en Drieu Le Rochelle: il mito dell’Europa. Desde los primeros momentos de su activismo intelectual y político, manifestó su intención de superar los viejos partidos fascistas y estatalistas anclados en nacionalismos anticuados y conservadurismos estériles , aunque apostando siempre por la necesidad de un partido parlamentario fuerte.

 

Profesor titular de Historia Contemporánea de la Universidad de Palermo, fue una figura de primer orden en el mundo identitario, destacando asimismo en la lucha política desde las filas del MSI. Como bien expresan los introductores españoles de su estudio histórico Los indoeuropeos. Orígenes y migraciones “en sus planteamientos teóricos y prácticos en el terreno político, se puede ver el genio de alguien que muy lejos de nostalgias y apasionamientos sentimentales, mira la realidad desde las cimas donde sólo llegan los más grandes, su propuesta es la de un dorio, la de un ario: nada de cantos al pasado −algo tan difícil en la Italia de los años 60 y 70− nada de nostalgias de lo superfluo, pero tampoco ninguna transigencia en el campo de los valores, en la defensa de la verdad y en la denuncia de los enemigos de Europa, combate para el que hacen falta armas adecuadas y eficaces y, entre ellas, un partido capaz de ejercer influencia en la sociedad y de ganar cotas de poder real ,constituía la única forma eficaz y realista de hacer frente a las fuerzas contrarias, dotadas de eficaces organizaciones de esta naturaleza”. Precisamente por ello, Romualdi consagró su breve vida a apoyar con sus escritos y su trabajo la creación de una corriente de pensamiento política y cultural alternativa, identitaria y europeísta que superara los patriotismos y nacionalismos estatales, miopes, cortos de miras y sobretodo carentes de sentido a partir de 1945. Sus textos, su activismo intelectual de inspiración evoliana y su actividad en las filas del MSI –del que siempre fue militante− y su participación en todas las publicaciones e iniciativas culturales de la llamada Destra radicale, así lo atestiguan.

 

Introductor de la obra de Julius Evola, consagró su estudio desde la perspectiva del que conoció muy de cerca y comprendió al filósofo italiano, siendo el propio Evola el que definió su obra Julius Evola; l’uomo e l’opera escrita en 1968 como el mejor ensayo conocido sobre su actividad y sus libros. Fue asimismo introductor a las ediciones italianas del profesor alemán Hans F.K. Gunther, Religiosidad Indoeuropea, Humanitas, y Fömigkeit nordischer Artung, siendo la de esta última una de sus obras más interesantes que bajo el título Gli indoeuropei, fue publicada en Padua en 1978, mereciendo la alabanza de Giacomo Devoto, especialista en el mundo indoeuropeo, o del propio Evola que añade que “el viejo mundo indoeuropeo ejercía sobre Romualdi una fuerte atracción y que en este se reconocía de forma particular”. En esta obra quedan recogidas las investigaciones del autor que recoge los trabajos de diferentes especialistas como Specht, Meyer, Schulz, Antoniewickz, Gunther, Krahe o Thieme conjugando los resultados de los estudios de estos en los campos de la arqueología, la historia y la filología. Relacionada con esta última está la publicación en 1973 de Sull problema de una tradizione europea, texto que a juicio del introductor a la edición española Olegario de las Eras, “sintetiza el itinerario espiritual de Europa y la voluntad de combate, de resistencia, de quien siente como propios los principios espirituales y los valores éticos que dan forma a aquellos ciclos tradicionales que hunden sus raíces en la prehistoria indoeuropea”. Compartiendo la opinión de nuestro colaborador De las Eras, añadimos su opinión personal: “no resulta sencillo hallar textos como este ensayo de Romualdi”.

 

Numerosos artículos, introducciones a libros, comentarios, prefacios y ensayos, la mayoría desconocidos en el mundo de habla hispana, avalan la corta pero fructífera vida militante de Adriano Romualdi que falleció de forma trágica una noche del mes de agosto del año 1973. Un cúmulo de circunstancias en apariencia fortuitas −un coche en dirección contraria, la huída posterior del conductor, el coche de Romualdi estrellado en la cuneta sin que nadie se apercibiera del siniestro durante horas, la demora de los servicios de emergencia− se desencadenaron para segar la fértil vida del joven profesor italiano. Tenía treinta años y un prometedor futuro en el mundo de la docencia y en la actividad política.

 

A juicio de Evola, que lo conoció bien, el mundo identitario perdió aquella noche “a uno de sus representantes más cualificados”. Según el conocido filósofo romano, Romualdi, “comprendía lo que llamamos ‘mundo de la Tradición’ y sabía que era de ese mundo de donde había que extraer los fundamentos de una seria política cultural de ‘Derecha’(*) . Admirador de Nietzsche −del mejor Nietzsche−, Adriano Romualdi afirmaba la preeminencia de los valores aristocráticos, guerreros, y heroicos. Estaba, por esta razón, especialmente atraído por la idea de una Orden, por el espíritu templario y la mentalidad prusiana hasta sus supervivencias más recientes. También se inclinaba por los inicios de la romanidad, la de Catón y los cónsules, del ius y del fas, y no tuvo el menor inconveniente en decir que esta Roma fue la Prusia de la antigüedad. Los materiales que había reunido con seriedad y perseverancia habrían podido constituir la base de muchos ensayos importantes. Su entrada en la Universidad, recién nombrado profesor en Palermo le ofrecía ya una esfera de influencia más vasta y la posibilidad de dar una formación espiritual a un cierto número de jóvenes.”

 

Esta opinión aclara mejor que ninguna la importancia del trabajo y la actividad de Adriano Romualdi, así como la tragedia que supone para el mundo identitario su temprana desaparición.

 

El vasto conocimiento, claridad de ideas y belleza en el estilo hacen de Romualdi un escritor, investigador y ensayista digno de ser leído, y sobretodo necesario de ser comprendido en los tiempos en los que nos encontramos.

 

Treinta y dos años después de su partida, su obra continúa plenamente viva.

 

Introducción a una bibliografía de Adriano Romualdi (*):

 

Introducción y ensayo “Una visión del mundo” en: M.Prisco, G.Giannettini y A.Romualdi. Drieu Le Rochelle: Il mito dell’Europa.Ed. del Solstizio, Roma 1964.

 

Platone (Vol I de la colección “Critica della democrazia”).Ed. Volpe, Roma 1965.

 

Introducción a: F. Nietzsche. Oltre el nichilismo. Ed. Volpe, Roma 1967.

 

Introducción a: Saint Loup, I volontari europei delle Waffen SS. Ed. Volpe, Roma 1967.

 

Introducción a: C. Malaparte, La razza marxista. Ed. Volpe, Roma 1968.

 

Julius Evola: l’uomo e l’opera, Volpe, Roma 1968.

 

Introducción a P.Drieu La Rochelle, Idee per a una rivoluzione degli Europei. Ed. Volpe, Roma 1969

 

Introducción a: H.F.K Gunther, Humanitas, Ed. di Ar, Padua 1970.

 

 

 

Ensayo “Sul problema indoeuropeo” en introducción a H.F.K.Gunther Religiosità Indoeuropea. Ed. di Ar, Padua, 1970.

 

Nietzsche. Ed. di Ar. Edizioni Europa, Padua-Roma 1971.

 

Introducción a: A. De Gobineau, L’ineguaglianza delle razze. Ed. Del Solstizio, Roma 1972.

 

Sull problema de una tradizione europea, Ed. de Vie delle Tradizione. Palermo 1973.

 

La destra e la crisi del nacionalismo. Ed. Settimo Sigillo, Roma 1981.

 

Idee per una cultura di destra, Ed. Settimo Sigillo”, Roma 1973.

 

Ensayo “Spengler profeta della decadenza” en introducción a: O.Spengler, Ombre sull Occidente, Volpe, Roma 1973.

 

Le ultime ore de’ll Europa, Ciarrapico, Roma 1976.

 

Il fascismo comme fenomeno europeo. Ed. L’Italiano. Roma 1976

 

Gli Indoeuropei. Ed. di Ar, Padua 1978.

 

Correnti politiche e ideologiche della destra tedesca dal 1918 al 1932. Ed. L’Italiano, 1981.

 

(*) Realizada por G.Gondinet. No se incluyen los diferentes artículos y trabajos aparecidos en las revistas italianas L’Italiano, Il Conciliatore, La Torre, Ordine Nuovo, Via della Tradizione, Il Giornale d’Italia, La Destra, Intervento, L’Italia che scrive, Civiltà, etc.

 

Actualmente se encuentran publicadas en lengua castellana; Julius Evola: el hombre y la obra, El problema de una tradición europea, Los indoeuropeos. Orígenes y migraciones y Corrientes políticas e ideológicas de la derecha alemana de 1918 a 1932.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres