Blogia
Identidad y Tradición

Educación integral vs. adoctrinamiento oficial

Educación integral vs. adoctrinamiento oficial

La educación es tan importante para la consecución de una sociedad sana y justa, que en el momento presente recogemos los resultados de una mala orientación educacional y pedagógica como la actual. En una sociedad en la que los padres olvidan sus tareas educativas familiares en aras de un mayor beneficio económico o incluso de cierta “realización profesional o personal”, y en la que el sistema educativo oficial, obligatorio e impuesto, obedece a principios desintegradores y ajenos a los de cualquier ideología sana y europea, los resultados los tenemos en las actitudes y hábitos de las generaciones actuales. Aunque sobre esto huelgan comentarios.

 

Sobre la educación, habría mucho que hablar, y sería del todo legítimo, que cualquier padre de familia, se cuestionara la “educación”-no lo olvidemos, obligatoria-, que reciben sus hijos. En la mayoría de los casos, la cultura general, histórica y literaria, brilla por su ausencia, y se inculca a los más jóvenes una especie de adoctrinamiento acorde con la ideología oficial, mundialista y mediocre, en la que sólo se tocan ciertos aspectos de la historia convenientes a los poderes oficiales en los que sobran mentiras y manipulación, y falta seriedad. También se omiten aspectos educativos como la educación física y moral, montañismo etc, tan necesarios en una época en la que la educación familiar es prácticamente inexistente debido a factores como la incorporación de la mujer al trabajo, necesidad de realizar horas extras para poder acceder a los niveles de consumismo exigidos etc. Los ejemplos los tenemos muy cerca, en cualquier colegio o instituto, dónde las encuestas nos evidencian a jóvenes que no saben quien era Jaume I o los reyes católicos, y a quienes, eso sí, se les bombardea con ciertos aspectos delas últimas guerras, relatados muchas veces a viva voz por los protagonistas de las mismas, aunque eso sí, siempre de un mismo bando, y por lo tanto portadores de una visión parcial e interesada de las mismas. Esto se suele complementar con reportajes  y perniciosas series televisivas en las que se fomenta un modelo de juventud urbana “solidaria” y superficial interesada tan sólo en divertirse y ligarse a la novia de su mejor amigo del grupo, grupo en el que nunca falta un emigrante ilegal, un homosexual o un traficante de drogas arrepentido por poner un ejemplo. Pero esto es “guay”...

 

Podríamos hablar pues, de la inexistencia de una EDUCACIÓN propiamente dicha, y de la práctica, en cambio, de un adoctrinamiento oficial basado en principios disolventes y negativos, y alejado de lo que debería ser una educación integral tal y como nosotros la entendemos.

 

Ante tal caos educacional, no podemos más que como en otras ocasiones, volver  nuestra mirada hacia épocas mejores de nuestra historia europea, dónde todavía regían principios de Orden en sociedades cuyo glorioso ejemplo ha permanecido a lo largo de la Historia. Nosotros abogamos por una Cultura Educativa Integral, tal cómo fue en la antigua Grecia Clásica la  palaistra o gimnasion, que cómo acertadamente dice Hans F.K. Gunther en su obra Der Nordische Gedanke, “tenía por meta al hombre y la educación del hombre”. Siguiendo a este autor sabemos además que “Grecia no consideraba bien educado a un hombre hasta que su cuerpo no estuviera templado y adiestrado como su espíritu. Inculto era tambien, quien por ejemplo no sabía nadar, o quien no tuviese la clase de apreciar la salud y la belleza del cuerpo” (1).

 

Es tambien el mens sana in corpore sana romanos. Sobran comentarios.

 

Estas frases resumen perfectamente cuales deben ser nuestros conceptos de Educación, y cual ha de ser la forma de educar a nuestros hijos. La práctica de deportes al aire libre, el conocimiento y fomento del amor a la naturaleza y nuestro entorno rural, las celebraciones tradicionales comunitarias, el estudio de nuestra historia desde una perspectiva no doctrinaria, y sobre todo nuestro propio ejemplo han de ser las bases de un nuevo aunque eterno sistema educativo que debe empezar en nosotros mismos, entre nuestras familias y nuestras comunidades, debiendo tener muy en cuenta que la orientación pedagógica y doctrinal que se recibe en los centros escolares dictados desde oscuras y lejanas instituciones, es falsa y perniciosa , por lo que es necesario contrarrestarla para despojar a nuestros niños de la contaminación educativa actual.

No queremos acabar sin antes citar un párrafo de la obra del antes citado Gunther Platon als Huter des Lebens sobre la educación, y que debería hacernos reflexionar sobre un tema tan importante como olvidado por las ideologías tradicionales y alternativas:

 

                La Kalokagathia no es solamente un ideal de perfección individual,sino mucho más

                 el ideal de educación de una humanidad superior. Sólo la educación y la selección pueden

                 hacer que lo bello y lo bueno un día se encarnen en Uno.”

 

 

 

                                                                                                  E.M. BUSQUET

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres